Premios del Campo 2019: otra gran cosecha de merecidos reconocimientos

La tercera edición de los premios resalta los valores agrarios y la importancia del mundo rural. Los premiados han sido Eva María Gónzález Sarramián, Alexander Yunquera, Nuez de Pedroso, Álvaro Garrido, Javier Madrigal, Ganados Macuto y Adelfa Gómez

La Rioja vive durante todo el año numerosas y apreciadas cosechas, desde las verduras de invierno hasta las legumbres o las olivas. La última, fue la de la noche de este lunes. Una peculiar cosecha de grandes reconocimientos, otra más, en la tercera edición de los Premios del Campo, que distinguieron a los mejores proyectos y personalidades de La Rioja agrícola y ganadera en este certamen organizado por Diario LA RIOJA y Bankia. La gala fue el broche final. Fue una apasionada reivindicación del mundo rural y también un gran momento para poner en valor todas las historias agrícolas que pueblan la región así como el trabajo, la tradición cultural y la importancia de todos los ganaderos y agricultores riojanos. Difícil es escoger entre todas ellas las más representativas, esas que sirven de referencia y de ejemplo, pero los Premios del Campo reconocieron anoche de forma más significativa a Eva María Gónzález Sarramián, Alexander Yunquera, Nuez de Pedroso, Álvaro Garrido, Javier Madrigal, Ganados Macuto y Adelfa Gómez.

La gala celebrada en el edificio Científico Tecnológico de la Universidad de La Rioja comenzó con la intervención de José Luis Prusén, director de Diario LA RIOJA, que aludió a que «estamos aquí un año más para reconocer a la gente del campo y a esa actividad que es seña de identidad de nuestra Comunidad Autónoma», añadiendo que «es un sector pujante, que produce calidad, abre mercados y nos da muchas alegrías». Prusén puso el acento en «las mujeres del campo», apuntando que «hoy en día, por fortuna, la situación ha cambiado y las mujeres toman protagonismo por sí mismas» en un sector tradicionalmente masculino.

Posteriormente intervino Begoña Hernández Velayos, directora territorial zona norte-este de Bankia, que subrayó que para su entidad «es un honor participar en los Premios del Campo, reflejando nuestro compromiso con el mundo rural y agrario». Hernández Velayos comentó que se trata de «un sector sin el que no entenderíamos esta región» y finalizó recordando la unión entre Bankia y La Rioja: «Es para nosotros un territorio fundamental, forma parte de nuestra historia. Tenemos una obsesión por estar siempre cerca de esta tierra».

«Es un sector pujante, que produce calidad, abre mercados y nos da muchas alegrías» José Luis Prusén | Diario La Rioja

«Es un honor participar, reflejando nuestro compromiso con el mundo rural y agrario» Begoña Hernández Velayos | Bankia

«Son unos premios discretos, sentidos y necesarios. Tenemos que escuchar sus necesidades» Concha Andreu | Gobierno de La Rioja

«Pido a los gobernantes que no se olviden del desarrrollo rural y de la sostenibilidad» Adelfa Gómez | Premio Trayectoria profesional

Aunque la gran mayoría de premiados ya se conocían antes de la gala, esta no dejo de sorprender y supuso un aprendizaje continuado y de primera mano de esos proyectos convertidos en referencia que admirar y en un espejo en el que mirarse. Eva María González Sarramián fue la primera galardonada, en la categoría Mujer Emprendedora, por su atrevida y exitosa aventura con Cárnicas Sariz desde que asumiese la gestión del antiguo matadero de Logroño hace poco más de tres años. Posteriormente, Alexander Yunquera recibió el Premio Juventud, que cuenta con una beca de 1.000 euros de Bankia, por su proyecto de recuperación y cultivo de plantas aromáticas en Préjano. Una iniciativa romántica y que reivindica una forma de entender la vida, la agricultura y al entorno natural.

El premio al Mejor Alimento fue para la Nuez de Pedroso, a través de su Marca Colectiva. Un producto humilde y con una historia silenciosa, pero que ha sabido dar a conocer sus valiosas propiedades y una calidad que le impulsa hacia un crecimiento futuro. En la categoría Innovación fue premiado Álvaro Garrido, de Campomiel, un apasionado de las abejas y de su producto, que le ha posicionado como uno de los mayores expertos a nivel nacional, un hombre inquieto que ha demostrado que también existe lugar para la innovación en la apicultura.

Javier Madrigal, por su parte, recibió el galardón en la categoría Agricultor Profesional gracias a su trayectoria de más de veinticinco años como horticultor en Casalarreina, con cultivo de verduras en invernadero y al aire libre, destacando la lechuga, ese alimento con el que abastece varios mercados del norte del país. Un producto humilde pero de calidad y exitoso. Finalmente, Ganados Macuto recibió el Premio Cooperativas y Empresas, destacando su potencial con más de 50.000 cabezas de ganado ovino, buscando el bienestar animal y posicionándose no sólo como un proveedor de carne y corderos a nivel nacional, sino abierto a la exportación.

El galardón que la organización guardaba en la recámara, el que no había sido anunciado, fue para Adelfa Gómez Gil, que recibió el Premio Trayectoria Profesional, reconociendo el jurado su pasión por el campo y la viticultura desde niña, convertida en su forma de vida. «Estoy nerviosa y alucinada», comentó Adelfa Gómez al recibir el premio, agradeciendo especialmente a su «padre, con el que he estado toda la vida en el campo» y a su «mujer, que aguanta todos los chaparrones». Además, pidió «a los gobernantes que no se olviden del desarrollo rural y de la sostenibilidad».

Foto Juan Marín

Tras una gala de emociones, Concha Andreu, presidenta del Gobierno de La Rioja, tomó la palabra para cerrar el acto: «Son unos premios discretos, sentidos y necesarios. Tenemos que escuchar las necesidades de la gente del campo, seguir estando cerca y plantear posibles soluciones. Son los responsables de fijar población en el territorio y crear riqueza». El cierre para los terceros Premios del Campo, que ya vislumbran la cuarta edición.

Javier Madrigal | Premio Agricultor profesional «Agradezco a todos los que me han acompañado»

Foto Juan Marín

Javier Madrigal recibió el Premio Agricultor Profesional por una labor que como él mismo recordaba «comenzó en el año 1993, porque veía futuro en este negocio». Arrancó con varias hortalizas en Casalarreina, «pero me dediqué a la lechuga por la demanda del mercado», aunque actualmente también cuenta con repollo, acelga, cebolla, coliflor y brócoli. «Con todo, en verano estamos hasta treinta personas trabajando».

Javier Madrigal tuvo unas sentidas palabras de agradecimiento: «Quiero agradecer a todos los trabajadores que me han acompañado en esta travesía y a mis familiares y amigos. También quiero tener un reconocimiento especial a mis padres ya fallecidos, les hubiese gustado estar acompañándome esta noche».

Eva María González Sarramián | Premio Mujer emprendedora «Fue un sueño cumplido, lo llevo en la sangre»

Foto Juan Marín

«Llevo dos semanas bastante emocionada por este reconocimiento», se sinceró Eva María González Sarramián justo después de recibir el Premio Mujer emprendedora, realizando además varios agradecimientos, entre ellos, a su equipo, «el motor de la empresa». No era para menos, ya que su historia supone un ejemplo de superación y éxito pese a su arriesgada apuesta al asumir la gestión del antiguo matadero de Logroño en el 2016: «Fue un sueño cumplido porque es algo que conozco desde pequeñita, lo llevo en la sangre. Estoy feliz porque estoy haciendo lo que quiero».

Cárnicas Sariz ha dibujado una trayectoria al alza después de poner sus bases, reconociendo González Sarramián que ya están mirando al futuro con las puertas abiertas a nuevos proyectos: «El más próximo es hacer una escuela de formación para personas que quieran trabajar en el sector cárnico».

Alexander Yunquera | Premio Juventud «Hay que valorar a los pequeños productores»

Foto Juan Marín

La iniciativa de Alexander Yunquera es una de las más rompedoras que han surgido en los últimos años en la agricultura riojana. Resulta paradójico, cuando precisamente busca una recuperación del material vegetal autóctono a través de sus cultivos de plantas aromáticas. «Viendo la cantidad de recursos vegetales que tenemos alrededor me da rabia que no se les estuviese teniendo en cuenta», apuntó.

Yunquera realizó un alegato a su forma de entender el campo y la agricultura, queriendo «poner en valor el trabajo artesanal de pequeños productores locales», reivindicando que «sus proyectos tengan una mayor visibilidad». Además, recalcó la importancia de «crecer de forma sostenible». Por otra parte, Yunquera destacó entre sus proyectos la vertiente divulgativa, con su campo escuela al que acuden escolares riojanos que conocen de primera mano su labor.

Eduardo Anguiano | Premio Mejor alimento «Estamos en un momento de rejuvenecer»

Foto Juan Marín

Pedroso ya se ha hecho un nombre en los mercados gracias a un producto que ha sabido ponerse en valor, apostar por su calidad para darse a conocer. Eduardo Anguiano, presidente de la asociación 'El Nogueral', reconoció que «ha sido un camino muy duro pero estamos en un momento de rejuvenecer la asociación y crecer».

Por su parte, Alfonso Marquina, vicepresidente de la asociación, habló de los inicios: «Por dar realce al pueblo y nuestros nogales decidimos instalar la feria de la nuez y después creamos la Marca Colectiva, con la que hemos dado a conocer la nuez y a Pedroso». Además, comentó que «hay más ilusión y hay más nuez, la gente nos conoce», y ofreció los ingredientes que hacen de su producto tan especial: «La nuez de Pedroso es así por la climatología y la tierra. No te cansas de ella». Sin duda, el premio recibido ayer es un empujón más a un alimento tan riojano.

Álvaro Garrido | Premio Innovación «Mi miel tiene identidad de La Rioja»

Foto Juan Marín

Álvaro Garrido es un apasionado de las abejas y lo demostró con sus palabras al recibir el premio, con las que quiso lanzar un alegato de defensa: «La abeja es necesaria para nuestros ecosistemas». Garrido habló de como el proyecto de Campomiel es una empresa «familiar que lleva elaborando miel desde hace 25 años, estando ahora en la tercera generación de apicultores». Se mostró, además, orgulloso de «dar uno de los mejores productos de Europa».

En relación a su trabajo, siempre de aquí para allá, compartiendo espacio con sus compañeras, comentó que «los más bonito es estar a gusto en este entorno, en los campos de La Rioja». «Las abejas y las flores son mi modo de vida, y mi miel tiene identidad de La Rioja», concluyó, no sin destacar algunos de sus nuevos proyectos, como la hidromiel o productos de rendimiento para deportistas de élite.

Jaime Aparicio | Premio cooperativas y empresas «No es un trabajo, es nuestra vida»

Foto Juan Marín

El Premio Cooperativas y Empresas fue para Ganados Macuto, de Bañares, y su presidente, Jaime Aparicio, realizó una cariñosa descripción de su forma de vida: «Nos gusta lo que hacemos y estamos en nuestro pueblo, somos unos afortunados. No es un trabajo, es nuestra vida». Jaime Aparicio, cuyos abuelos y padres se dedicaban ya a la ganadería, comentó que «nos hemos adaptado conforme ha cambiado el mercado», apuntando que «el futuro nos dirá por donde tenemos que tirar».

Jaime Aparicio realizó una de las intervenciones más aplaudidas de la noche tras recibir el premio: «Es importante que se reconozca la labor que hacemos, es un empujón. Reivindico la ganadería y la labor de los ganaderos. Recuerdo además que mañana seguimos estando ahí y pedimos el apoyo de las instituciones. Los pueblos queremos seguir estando vivos».

Galería de fotos de la entrega de premios